Estoy cultivando...

  • Zona 1: Calabacín Sinatra de Clause. Plantado el 27 de Octubre.
  • Zona 2: Berenjena Erika de Fito. Plantada el 26 de Agosto.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Trabajo 103 (calabacino): Cambio de plástico.



Como creo que ya alguna vez dije o diego, este año en la otra mitad del invernadero tenía previsto sembrar calabacines. Pues bien mi intención era sembrarlos el viernes día 28 pero como se esperaba tanta lluvia lo dejé para el sábado. Y efectivamente ayer por la mañana dejamos sembrados los 8000 m2.  He gastado unas 5500 semillas de calabacín CAPEA de CLAUSE sin tratar. Ya lo mostrare.

Pero hoy quería explicar el cambio de plástico de la cubierta que me he visto obligado a hacer porque se me estaban rompiendo tiras.  Lo cambio con los tres años de garantía raspados. Curiosamente la otra mitad, donde están los pimientos, aún tiene goma, como se dice por aquí. Puede ser por el cortado que hace que “la calor” suba menos y se embalse en la parte de abajo, no lo sé.

En total unos 6000 euros en plástico (blanco térmico de tres campañas de MOTRIFIL) más unos 1000 euros de mano de obra (colla local encabezada por “el pikito”). El plástico viejo lo he recogido yo mismo y me han dado por él 260 euros los hermanos mancha. Buenos son. 




Es todo, salud y buenos alimentos.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Trabajo 102 (pimiento): Balance de situación.


Con la llegada del otoño esperamos también que algo de agua llegue al poniente. Muy bien que vendría para lavar un poco el plástico y dejar pasar más luz a las hojas de los pimientos. Si no llueve no tendré más remedio que volver a quitar con agua el poco sombreo que queda.

Las plantas de pimiento han crecido bastante estas últimas semanas. Hemos tenido unos días nublados y sumado al poco encalado que me queda ha hecho que tiren para arriba. Aunque no me preocupa porque también han cogido buen color, consistencia y están llenas de botoncillos florares a punto de abrir.

Ya tengo la segunda rafia casi puesta con lañas cada seis metros para apretar un poco la planta.
Esta semana que entra tengo que hacer dos tratamientos para poder así la próxima semana soltar los “bichos”, swiski, orius y aphidius. El primer tratamiento, el lunes, piretrina+azdiractina, el segundo, el viernes, piretrina+azadiractina+bacilus.
Una vez introducidos los auxiliares hay que dejarlos tranquilos, en la medida de lo posible.   
  
Los riegos los sigo dando dejando tres días en medio. Mas o menos de 1 hora, los tres últimos con óxido de calcio, ácido húmico y FLORAMEC (para  estimular la floración). Mañana me toca y le voy a meter un poco de potasa (HORTISUL) con el húmico para subir un poco conductividad a nivel de suelo.



MELCHOR

plantas de la variedad ASUN de CLAUSE


Es todo, salud y buenos alimentos.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Trabajo 101 (pimiento): Fotones y Culebrones.


Dentro de un invernadero siempre se pretende que todas las plantas estén iguales. Pero amigo, las plantas, mal que le pese a los holandeses, no son máquinas. Es cierto que con una buena estructura, una ventilación adecuada y  un riego localizado eficiente se puede acercar uno a este sistema ideal. Pero creo que no es lo general en la zona, al menos en los invernaderos comerciales, en los de investigación es otra cosa.

Digo esto porque en mi cultivo de pimiento puedo observar tres tipos de plantas, si bien tengo que decir que por suerte una de ellas es mayoritaria. Me explico: De las 16000 plantas sembradas, tengo unas 300 que se han quedado antes sin blanqueo, por tanto han tenido más luz, y  se puede observar en ellas que tienen el tronco más gordo, han crecido menos y han partido antes. Tengo unas 1500 plantas que tuve que comprar para compensar los fallos de germinación de la partida original. En el semillero me buscaron 10 bandejas de pimiento ASUN de CLAUSE de un agricultor ecológico al que le sobraron. Esta partida estaba sembrada una semana antes que la mía por tanto estaba bastante más grande. Además sospecho que es más vigorosa.  Ya le tengo armada y con flores abiertas, incluso alguna he visto cuajada. El resto de matas, hasta las 16000 están en un estado intermedio a estos dos citados. No llega a ser un carnaval pero se acerca.

Por último querría comentar un artículo publicado por la web FANTASYMUNDO acerca de un estudio realizado en la Universidad de Stanford y publicado en la revista “Annals of Internal Medicine”. Titulan: “Pocas diferencias de salud entre la agricultura ecológica y la convencional… a corto plazo”.

El que quiera que lo busque, si yo lo he encontrado cualquiera lo puede hacer. El estudio en cuestión es de suscripción. El artículo sobre él no.

Mi opinión, sin necesidad de hacer tanto estudió, es que los productos ecológicos en general y las frutas y hortalizas en particular son mejores para la salud que los convencionales (cierto que no todos los convencionales son iguales, ni mucho menos, por desgracia tampoco lo son todos los ecológicos).

 Probemos a dejar cualquier hortaliza o fruta ecológica  al lado de una convencional. A ver cuál de las dos se pudre y cual se arruga y se seca sin ser accesible o interesante a los microorganismos. Apuesto a que en la mayoría de los casos resiste más la orgánica. No es científico, es visual.

Mientras se definan los alimentos únicamente por tantos por cien (o miligramos por kilo) de proteína, vitamina, grasa y oligoelementos es lógico que las diferencias sean mínimas, al fin y al cabo un tomate ecológico y uno convencional si algo tienen en común es que los dos son tomates.

Por suerte cada vez tienen más importancia las características organolépticas de los alimentos y en ese terreno mi opinión es que los productos ecológicos ganan. Como ejemplos claros podemos hablar de un tomate y de un melocotón.

Más importante que la cantidad de proteínas es su origen. No es lo mismo, creo yo, partir de abonos orgánicos, donde a nivel de raíz se ponen en juego un gran número de seres vivos, que partir de abonos químicos que entran directamente en la planta solo dependiendo de potenciales químicos.

Me consta que existen otros parámetros alternativos para evaluar la calidad de un alimento. Claro que en los laboratorios agroalimentarios aún no se han enterado. Por ejemplo el PH de los alimentos, la cantidad de agua, la cantidad de nitratos, el equilibrio entre los distintos componentes, etc. Puede ser que los alimentos ecológicos usen el exceso de fosfato para regular el PH del producto.

Y hasta el momento nada he dicho de los pesticidas, las hormonas, los metales pesados, los antibióticos, etc. Dos años no son nada para ver sus efectos.

El otro día un joven agricultor me dijo: “Tio, he comprado 1 Kg de tomates ecológicos en el HIPERCOR, me han costado un pastizal, y estaban igual de comer que los otros”. Por supuesto que puede pasar. Son muchos factores los que juegan, la semilla, hacer un buen abonado o hacer trampas, hay productores no ecológicos que trabajan mejor que los ecológicos, el tiempo que llevaban en el expositor, los prejuicios de mi amigo por el sablazo, productos fuera de temporada, etc.

El consumidor tiene la última palabra, mejor dicho, tenemos la última palabra.


más horas de luz

Asun de Clause. 

Mayoritario

 Es todo, salud y buenos alimentos, orgánicos o convencionales.